Próximos eventos

MARINA GOICOCHEA, PRESENCIA FEMENINA EN LA N1

Desde hace algunas temporadas, tanto del lado del volante, como en la butaca derecha, varias protagonistas femeninas se han sumado al Rally Mar y Sierras. En esta oportunidad, entrevistamos a una de ellas, Marina Goicochea, que a mitad de la temporada pasada, cambió de marca, en la clase N1, al pasarse de manejar un Ford Ka, a competir sobre un Volkswagen Gol, y este año, se mantendrá en esa divisional, buscando terminar la adaptación a este cambio, y también de ser protagonista en los resultados.

“Sobre la mitad del año pasado cambiamos de auto, lo empezamos a desarrollar y en la carrera de Ayacucho tuvimos un buen resultado, después vinieron las dos últimas competencias del año, donde sufrimos roturas”, comentó Marina, refiriéndose al cambio que comentamos en las primeras líneas. “Durante el verano se estuvo trabajando sobre el motor, y haciéndole un repaso general al chasis. El auto es nuevo, por lo que no había que hacerle modificaciones”, agregó, sobre los trabajos, luego de tener que abandonar en el Gran Premio Coronación, tras la rotura del embrague.

Ya, desde su participación con el Ford, la representante de General Lavalle, cuenta con la motorización de la familia Laboritto, y junto a los reconocidos preparadores dolorenses, y el piloto de la clase N2, Sebastián Minasso, decidieron armar equipo propio, agregando un nuevo desafío en su vida deportiva. “Desde la última carrera del año pasado, decidimos armar una estructura propia, para tener un mayor control sobre el auto y un control más minucioso en los trabajos. Por ahora somos dos autos, el nuestro y el de Sebastián, en principio sólo dos, veremos que depara el futuro”, destacó.

Volviendo al cambio de marca en la pasada temporada, Goicochea mencionó sobre su adaptación: “Fue un cambio muy importante en la forma de manejar el auto, arranqué corriendo en rally sobre un Ford Ka, y lo hice cinco años sobre ese auto y este Volkswagen Gol tiene un comportamiento totalmente distinto. Estamos trabajando para terminar de adaptarnos. Siento que es cuestión de tomarle la confianza que le había tomado al otro auto”.

La clase N1, por ser una divisional, de las que se denomina como “semillero”, donde la mayoría de los pilotos que se incorporan, buscan aprendizaje, año a año, sufre un recambio importante de participantes, sobre como ve, antes del inicio de 2016, la divisional donde participará, la piloto lavallense explicó: “Como todos los años, la N1, al ser una categoría inicial, es una clase muy fuerte, donde todos son competitivos y no te podés descuidar, porque cuando lo haces, perdés posiciones. Pero creo que en el 2016, más allá de expectativas, lo primero sería tener un poco más de suerte”. Ya sobre sus propios planes para este año deportivo manifestó: “Tengo muchas cosas que aprender, cuando me pongo a mirar las cámaras, me doy cuenta de muchas cosas que quizás en el momento, arriba del auto no, quiero tomar más confianza conmigo, arriba del auto, porque me doy cuenta que, quizás soy un poco precavida a la hora de hacer ciertas maniobras, y tengo más respeto que el que tendría que tener arriba del auto”.

Como lo hizo durante gran parte de su carrera, Goicochea seguirá con el experimentado Daniel Pérez, en la butaca derecha de su VW Gol, con Laboritto en los motores y con un incansable equipo de colaboradores, entre ellos muchos familiares, encargándose de cada detalle del vehículo.

 

PRENSA RALLY MAR Y SIERRAS
Contacto: lucas.cardigni@rallymarysierras.com.ar

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*